Cargando...

Dolor de Ovarios y no me baja ¿Qué Hago?


  • Flor Smith
  • jueves, 7 de marzo de 2013



Estás hinchada, con dolor de ovarios, de mal humor... ¿Quién no ha sufrido las molestias del síndrome premenstrual? Ficha los trucos, plantas naturales y ejercicios para pasar de él.


Según la Dra. Liliana Rodríguez se trata de “una inflamación de la zona pélvica y el útero provocada por una alteración de las hormonas que se inicia entre siete y diez días antes de la menstruación y finaliza con la regla. Produce trastornos gastrointestinales, tensión en el pecho, dolor de cabeza, tristeza e irritabilidad”. Descubre cómo combatirlos. 

La alimentación: Tu gran aliada

Si te alimentas bien, lograrás un equilibrio hormonal. Por eso, una semana antes de que te venga la regla debes comer correctamente. Toma nota de los alimentos permitidos y los prohibidos.

• Complementa tu dieta con alimentos diuréticos: Los encontrarás en la piña, los espárragos, los puerros y las fresas. También puedes tomar infusiones de cola de caballo o té de soja.

• Bebe más agua: Lo ideal es entre seis y ocho vasos al día. Así irás más al baño y no retendrás líquidos.

• Toma más calcio: Ya que estarás de buen humor y evitarás tener náuseas. Lo encontrarás en el brécol, las nueces, el salmón y los productos lácteos.

• Ingiere más vitamina E: Esta vitamina bloquea la prostaglandina, una sustancia que propicia el dolor durante la menstruación. Búscala en el aguacate, brócoli, ciruelas, espinacas, manzanas, moras, plátanos, tomates y zanahorias.

• Apuesta por las pasas y las ciruelas: Porque ayudan al organismo a producir serotonina, un neurotransmisor cerebral que elimina la tristeza y mejora el buen humor.

• Fumar en exceso: Intenta reducir el número de cigarrillos una semana antes de la regla y durante la menstruación. Cada cigarro que te fumas te quita reservas de vitamina A, C y E.

• Tomar mucha sal: Durante esos días estás más hinchada porque retienes más líquidos, así que evita la sal, el sodio –incluido en algunas bebidas minerales–, los platos precocinados, el azúcar y los aperitivos como las patatas fritas.

• Abusar del café y del alcohol: Ya que ambos te pueden alterar el sueño y el estado de ánimo.



La píldora: Stop S.P.M.

Con las pastillas anticonceptivas reducirás al 100% las molestias del S.P.M. porque regulan el desequilibrio hormonal. Además, a diferencia de otros medicamentos como los antiinflamatorios, te sentirás bien todo el tiempo, no sólo las seis horas que tarda en pasarse su efecto.

Ya ha salido al mercado una píldora que contiene un componente que evita la retención de líquidos: Yasmin –9,97 €–.

HomeopatÍa: Lo más natural


En los herbolarios venden muchos productos a base de extractos naturales que también te ayudarán a disminuir los síntomas del síndrome premenstrual.

• Perlas de aceite de onagra: Consiguen regular las hormonas y por tanto la menstruación, además relajan el útero.

• Aceite de aquilea: Es ideal para combatir los dolores de tripa, los calambres y normalizar el flujo menstrual.

• Aceite de prímula: Alivia principalmente la tensión en el pecho.

• Perlas de aceite de borraja: Mejora la circulación de la sangre, y ayuda a combatir la irritabilidad y el cansancio. Recientemente, han salido al mercado dos complementos alimenticios a base de cápsulas naturales que reducen las molestias del síndrome premenstrual. ¡Toma nota!

• Cápsulas naturales Vita Donna Mes –13,80 €– de la firma Tongil, compuestas de aceite de borraja, vitamina E, melisa y romero.

• Cápsulas de gelatina blanda Preladius –9,50 €–, de los laboratorios Rovi. Contienen aceite de borraja, aceite de salmón, vitaminas E y B6 y zinz.


Los expertos señalan que para paliar las molestias psíquicas –lloras por todo, no te aguantas a ti misma...– viene genial realizar yoga y practicar algún deporte aeróbico. Esta tabla te ayudará. Haz estos ejercicios una semana antes de tener la regla 10 minutos al día.


1. En el suelo boca abajo levanta la cabeza y el torso, y agárrate los tobillos con las manos. En esta postura intenta balancearte hacia atrás y hacia adelante. Repite 5 veces.

2. Túmbate en el suelo boca abajo. En esta posición pon los brazos en el suelo y ayúdate con ellos para levantar el torso de forma que la espalda quede arqueada. Repítelo 5 veces.

3. Necesitas una banqueta para tumbarte encima de ella. Pon las manos en el suelo delante de ti y mantén el cuerpo estirado. Encoge las piernas con suavidad y relaja. Repite 20 veces. 


 
Diseño | C. G.